Abrió la puerta del portal y salió a la calle. Lo sintió desde las orejas hasta los dedos de los pies. Sintió erizarse cada folículo de su piel y la nariz le empezó a gotear. El viento helado sólo contribuía a discapacitar, más aún, sus ya doloridas piernas. No se sentía capaz de dar un paso…

Anuncio publicitario

Habíamos quedado temprano. Teníamos que salir con la fresca porque, en pleno verano, caminar por Gredos podía ser asfixiante ya a media mañana. El guía nos había propuesto ir hasta la «Cueva del Oso». Dos horas caminando por piedras hasta llegar a unas pozas de agua esmeralda cristalina, entre gigantes rocas erosionadas por agua y viento,…

La primera le dio en la frente y su madre puso el grito en el cielo cuando vio un hilo rojo bajando por su cara. En realidad no llegó la sangre al río y le apañaron con solo un par de puntos. Lo peor fue que no le dejaron ir más a ese parque, que hacía…

Cuando se conocieron, Bárbara no sabía que Tomás iba a ser el hombre su vida y, sin darse cuenta, fue dejándose conquistar. Cuando estaba convencida de estar enamorada, decidió que podía ser el momento de vivir juntos, accediendo a la petición insistente y constante de Tomás. Él pronto le planteó tener hijos. — ¿Para qué…

Solo quería cerrar los ojos, descansar la vista y que durante ese rato a oscuras también reinase el silencio. Treinta minutos era el tiempo máximo, aunque Susú hubiera sido feliz si su cuerpo lo resistiera un par de horas completas. «Desconectar en frío» solía llamarlo.Normal no era, eso lo tenía claro. Nadie en su sano juicio…

Miré con ansia mientras la boca se me llenaba de saliva. El huevo flotaba hecho trizas, junto a un trozo de cebolla y media patata, en el caldo que madre preparaba para comer; cuando hervía ya tenía troceado el pan duro en una barreña para escaldarlo. Las tres gallinas ponían poco en esta época del…

Llegaba tarde, como siempre. Mis amistades me llamaron Carla Impuntual. Con el tiempo se abrevió a Carlimpu, hasta que terminaron llamándome Lim. Cosas de la vida que ahora soy Carla Lin y así me conoce casi todo el mundo. A mi me gusta, la verdad, tiene mucho de mi carácter parsimonioso y relajado, o eso…

—¡Buenas tardes, damas y caballeros! Esta noche haremos un recorrido por los mejores momentos de sus vidas. ¡Asómense a los placeres ocultos que se perdieron o revivan una y otra vez el más dichoso! El viaje no será eterno, pero cuando salgan, puede que sí haya pasado una eternidad.El presentador del Túnel de los Placeres gritaba…

Bárbara no entendía qué le ocurría a Tomás. Tanto tiempo deseando ser padre y ahora parecía ignorar todo. Entendía que el trabajo le sobrepasaba y llegaba cansado, pero ¿no era esto lo que quería? Llegar del trabajo y verles exprimiendo a chupetones estos melones repletos de leche dulce. Quizá se sentía desplazado. Llevaba dos meses…

Subió las escaleras hasta el segundo piso y llamó a la puerta B.—¿Quién es? -preguntó un hombre desde dentro.—Buenos días. Busco a Teresa Marín. Soy Carlos CuestaEl hombre abrió la puerta y le invitó a pasar.—Fuimos compañeros en la Facultad, necesito hablar con ella por un tema profesional.—Buenos días, Carlos. Disculpa por el desorden -dijo…