Veo cómo flotan a mi alrededor. Rojas, amarillas… en su mayoría son naranja flamante, y caen deshechas y apagadas. Aquí, en general, no nos afecta el frío invernal, aunque aún es otoño. Este año se ha adelantado el tiempo de la caída. Eso dijo mi amigo.

Yo soy infantil aunque, también dijo mi amigo, soy un sabio para niños. No sé muy bien qué quiere decir. Él es mayor que yo y lleva aquí mucho tiempo, pero dice que soy más viejo. No lo entiendo, ¿Cómo puedo ser más viejo y a la vez más nuevo que él?

Soy demasiado grande para las manos de un niño y tengo demasiados dibujos para pertenecer a un adulto. También me lo dijo él, mi amigo Fray Perico. A él se lo llevaron hace muchos días. Quiere mucho a su borrico, espero que sigan juntos. A ver si lo devuelven a tiempo porque ya me estoy deshaciendo y no sé si llegará a tiempo para decirle que no se preocupe, que un niño ya me puede sujetar porque soy más liviano.

No sé qué pasa… Me desmayo… Ya no tengo colores, solo negro… La tortuga y la liebre huyeron despavoridas. La zorra también se fue y ¡se dejó las uvas!

Creo que es el fin. Después del estruendo, todos nos desorientamos. ¿Qué pudo ser aquello?. No creímos al pastor mentiroso cuando gritaba: «¡Fuego, fuego!», porque claro, es un mentiroso. Ya lo hizo con el lobo y siempre hacía perder el tiempo a los demás.

He oído decir, a uno de los más gordos, que esto es como lo del 10 de mayo del 33 en Alemania. No sé a qué se refiere, pero no debe ser nada bueno.

Veo cómo mis hojas, con sus colores y sus palabras, con mi zorra, mi cigarra y mi hormiga, mi pastor travieso… van desapareciendo entre el naranja vivo para convertirse en negras cenizas.

Mi corazón, lo último agonizando, oye llorar a algunos chicos. «Solo era una broma».»No pensábamos que pasaría esto». «Intentamos apagarlo, pero fue muy rápido». «Era un petardo pequeño y, como la biblioteca es tan silenciosa, creímos que sería gracioso».

-¡Corre, mi liebre! No te entretengas. Sálvate tú qué puedes.

Aquí morimos la mayoría. No pudimos evitar la ignorancia a tiempo.


Para Divagacionistas y los #relatosHojas

En Alemania, la famosa Quema de libros se inició el 10 de mayo de 1933. https://es.m.wikipedia.org/wiki/Quema_de_libros_en_la_Alemania_nazi

Noviembre 2021

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s